728 x 90



Presentació del llibre 'Baloncesto y aventura' (03/09/2019)

img

L'entrenador balear Tony Forteza presentarà aquest dijous dia 5 de setembre a Maniacs Café Vintage (19:30) el seu llibre "Baloncesto y aventura". En aquest article, el responsable del Fons Documental FEBIB1935, Toni García, ens explica una mica més de la vida d'en Tony Forteza.

Tony Forteza (Palma, 1972) es el único técnico nacido en Illes Balears que puede poner en su currículum que ha entrenado en una liga profesional fuera de España.

Su debut se produjo en el año de nacimiento de la Liga Nacional de Básquetbol Profesional (LNBP), el 2000, dirigiendo a los Osos de Saltillo. Posteriormente entrenó a las Garzas de Plata de la Universidad de Pachuca y a los Barrateros de Zacatecas. De su etapa en el baloncesto mexicano surge la idea de escribir un libro, Baloncesto y Aventura, en el que ha trabajado de forma intermitente durante más de 10 años y que será presentado el próximo jueves día 5 de septiembre, a las 19:30 horas, en Maniacs Café Vintage (C/4 de novembre, 5. Pol. Can Valero, Palma).

Pero el vínculo de Tony con el baloncesto viene desde mucho tiempo atrás.

Entre sus primeros recuerdos están la final de Copa de Europa del año 1980, en la que el Real Madrid le ganó al Maccabi 89/85, con 27 puntos de Rafa Rullán (si queréis, podéis verla aquí: https://www.youtube.com/watch?v=3O5ZDwwK6bg ) y La Gloria de mediados de los años 80, con Manolo Sanemeterio, Rodolfo Fernández (padre de Marta y Rudy), pero sobre todo con Toni Villa “el mejor jugador nacido en Mallorca”.

 
Copa De Europa Baloncesto 1980 Final Real Madrid-Maccabi
www.youtube.com

Comenzó a jugar en el colegio Carmelitana, para incorporarse posteriormente al Español, de la mano de Xisco Amengual. En el Español empezó a entrenar, con apenas 17 años, a un grupo de jugadores entre los que estaban David Navarro, David Sotelo o David Morales. Entrenador y jugadores se trasladan, primero al Son Rapinya y después al Imprenta Bahía sub 22. En esta etapa tiene como jugador a José Ortiz (Gran Capitán), a quien está dedicado enteramente el libro.

Posteriormente, entrenó al sénior masculino del Molinar y al Sub 22 de La Salle Palma hasta el año 2000, en que empezó su aventura americana.

Gran admirador de Zelko Obradovic “el mejor entrenador del mundo”, el serbio fue el hilo conductor que le llevó a México, a través de una serie de situaciones rocambolescas en las que no faltó la suerte, el atrevimiento, ni el fax, y en las que participaron nombres vinculados con el baloncesto balear, como son el exjugador mallorquín Martín Ferrer y el técnico catalán Pep Clarós (Director Técnico del Ferreries en la temporada 1994-95).

Llegó a Saltillo, “una ciudad extensa y tranquila”, en agosto de 2000 para hacerse cargo de sus Osos. Liderados en la cancha por Gerald Reiner y Víctor Mariscal “el Petrovic mexicano”, el equipo completó una temporada regular ESPECTACULAR, estableciendo 10 récords de la liga y finalizando en primera posición con 30 victorias y 10 derrotas. La capital del estado de Coahuila era una ciudad históricamente perdedora en el deporte, sobretodo en béisbol, donde muchos proyectos ganadores se quedaron a las puertas del triunfo, casi siempre por factores externos. Esa maldición de Saltillo también salpicó al equipo de Forteza, que fue eliminado en semifinales por los Correcaminos de Tampico en una serie surrealista, que se explica con detalle en el libro.

Su segunda experiencia en México fue en las Garzas de Plata, en Pachuca, con unos resultados más pobres y múltiples problemas. Esa temporada tuvo como jugador al pívot dominicano Tito Horford, padre del NBA Al Horford, y que disputó el Mundial Júnior de 1983 en Illes Balears con la selección de su país (podéis leer más aquí). Precisamente su relación con Horford le llevó a firmar un contrato para dirigir a la selección caribeña en los clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, que Forteza rescindió al no cumplir la Federación los acuerdos pactados. “Me arrepentiré toda la vida”, reconoce en otra de sus frases contundentes.

Tuvo dos experiencias en Mallorca, en Muro y en s’Arenal, antes de decidirse por su tercera etapa en América. Esta vez fue en los Barreteros de Zacatecas, donde tuvo un buen equipo y buenos resultados, pero que abandonó por problemas con “un presidente incompetente”.

Todas las historias que vivió en México se plasman en este interesante libro, en el que el lector encontrará “de todo, incluso baloncesto”.

Tony Forteza, un entrenador de baloncesto de Illes Balears que fue a México a vivir un sueño y terminó viviendo una aventura.

img

Segueix-nos a Twitter

Fes-te fan a facebook